Una mujer y un hombre se encuentran detenidos acusados de vender cocaína, droga que la policía secuestró en un allanamiento realizado este viernes en un domicilio de Necochea.
En las últimas horas la justicia de Garantías confirmó la detención de Silvia Castro, de 42 años y Tomás Auzmendi, de 21(madrastra e hijastro). Así, avaló el pedido formulado por el fiscal Carlos Larrarte que conduce la fiscalía especializada en la temática de robos con armas y estupefacientes
El último viernes personal policial de Drogas Ilícitas concretó un allanamiento en una vivienda ubicada en la parte posterior de un almacén de calle 90 entre 49 y 51.
Del lugar se incautaron 12 envoltorios que contenían cocaína fraccionada, lista para su comercialización, determinada sustancia utilizada para estirar el estupefaciente; dos aparatos de telefonía celular y $ 5.000.
Previamente al ingreso de los policías se apresó a una persona que minutos antes había adquirido dicha sustancia prohibida, accionar que en la jerga policial se conoce como “corte”.
La investigación tiene su origen tiempo atrás, cuando un llamado anónimo a la policía alertó de la venta de droga en ese lugar bajo la fachada de un comercio dedicado a la venta de comestibles.
Los agentes de Drogas Ilícitas llevaron adelante un trabajo de campo que incluyó desde la obtención de declaraciones testimoniales hasta filmaciones encubiertas, permitiendo identificar a quienes llevaban adelante la maniobra ilícita.
Esos elementos probatorios dejaron en evidencia la actividad ilícita que los nombrados llevaban adelante en ese lugar.
La mujer es pareja de una persona que en la actualidad se encuentra detenida por idéntica modalidad delictiva, en tanto el joven es hijo de este último, señaló una fuente de la fiscalía interviniente.
En la audiencia indagatoria, cuando estuvieron frente a frente con el fiscal, tanto Castro como Auzmendi se desvincularon de la acusación del delito de “tenencia de estupefacientes, con fines de comercialización”.
Si bien la mujer reconoció la existencia de la cocaína, manifestó que la había hallado en un vehículo propiedad de su pareja, y que por pedido de este decidió trasladarla hasta la vivienda, pero negó que el cargo que pesa en su contra.
Lo propio hizo el joven al puntualizar que no tenía ningún conocimiento de esa situación, puesto que no reside en la vivienda allanada.
En base a las pruebas colectadas Larrarte pidió la detención de los nombrados y con posterioridad la justicia de Garantías convirtió en detención las aprehensiones de los acusados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.