El necochense Adrián Marcenac se convirtió en militante de la lucha por el desarme de la sociedad civil luego del asesinato de su hijo Alfredo, el 6 de julio del 2006, en manos de Martín Ríos, un amante de las armas al que se conoce como “El Tirador de Belgrano”. Hoy es referente de la Red Nacional de Desarme.
Se refirió a los desafortunados dichos de Javier Milei, quien en la última semana se mostró a favor de la libre portación, generando con sus palabras una gran repercusión mediática, con voces a favor y en contra.
En concreto, el legislador habló un día después del tiroteo en una escuela de Texas que dejó a una veintena de muertos y sacudió al mundo. “Cuando prohibís el uso de armas, los delincuentes por más que se lo prohíban la usan igual. Aumentan los beneficios esperados y hay más delincuencia”, dijo el diputado irresponsablemente.
Pero Marcenac señaló que “es repudiable que un funcionario, con posibilidades de acceder a otro cargo electoral, emita opiniones tan desaforadas y fuera de la realidad”.
“Es llamativo porque tiene un desconocimiento del tema que asusta. Cuando se empieza a analizar lo que dice, uno ve que debe ser para todos los temas igual. Es la sensación que me causó”, expuso. Y recordó que “Estados Unidos tiene hoy unos 300 millones de habitantes y el doble de armas en civiles, la realidad nuestra es muy diferente, con 48 millones de habitantes y 4 millones de armas”.
“Además en nuestro país está prohibida la venta a civiles de fusiles de alto calibre como la que se usó en Texas. Y lo grave de las palabras de Milei pasa por el desconocimiento, porque acá hay un promedio de muertos de 8 por día por el uso de armas de fuego, con solamente el 10% de armas en la sociedad”.“Eso tenemos que empezar a revisar. Además, habla de protegerse con los delincuentes, cuando lo que pasó en Estados Unidos nada tiene que ver con eso. Es lo mismo que pasa en nuestro país, acá hay un 15% que tiene que ver con la delincuencia, pero luego hay distintos factores como son los femicidios, discusiones de tránsito, barras”.
“Eso es lo que tenemos que empezar a ver. Lo que plantea este señor no tiene ningún asidero, y menos teniendo en cuenta lo que pasó en Texas”, apuntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.