Después de meses de negociaciones que se vieron frenadas y que causaron fuertes encontronazos, el oficialismo y la oposición destrabaron en una reunión organizada ayer a último momento un acuerdo para modificar la fecha de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). Después del impasse de los últimos días por las diferencias sobre la cláusula “cerrojo” que exigía Juntos por el Cambio, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el Ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro se encontraron de modo virtual con los jefes de bancada de todos los bloques, y se comprometieron a incluir garantías de que las elecciones sólo se postergarán por única vez, con argumentos sanitarios, y no se suspenderán.
Fuentes del oficialismo y la oposición confirmaron el acuerdo que se logró en el encuentro, que empezó a las 17.30 y terminó pasadas las 19. Massa y De Pedro estuvieron en la Casa Rosada, juntos, de manera presencial, y se conectaron por videoconferencia con los diputados. Se definió que las PASO se realicen el 12 de septiembre y las generales el 14 de noviembre. El cierre de listas y el comienzo de la campaña también se postergarán 45 días.
En la reunión, el Gobierno accedió a incluir, en el artículo 6 del borrador -al que tuvo acceso este medio- la siguiente leyenda: “La presente ley no podrá ser modificada ni derogada durante el año calendario en curso, en tanto regula un derecho público subjetivo de los partidos políticos, instituciones fundamentales del sistema democrático, a elegir sus candidatos a los cargos electivos previstos en la Constitución Nacional”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.