Es un año difícil para Jorge Cacho Fontana. En el mes de febrero, el locutor debió ser hospitalizado luego de haber sufrido una recaída por las secuelas que le había dejado el coronavirus. Y, a pesar de que en ese momento pudo sortear la enfermedad, en las últimas horas fue internado nuevamente por una complicación en su salud a raíz de una neumonía.
Cacho, quien el último viernes cumplió 89 años, fue trasladado en la mañana del domingo de la Clínica de Rehabilitación y Geriatría Inter Plaza, donde se hospeda, al Hospital Fernández. Y, según le confirmó a Teleshow su hija, Antonella, su complicación pulmonar se debió a un re contagio de COVID-19, lo que era una de las mayores preocupaciones de su familia.
“Papá festejó su cumpleaños bien de ánimo. Se había realizado un hisopado el 20 de abril, que le dio negativo. El sábado por la tarde-noche tuvo que ser trasladado al hospital Fernández. Tiene neumonía. Como el protocolo lo requiere, le realizaron un nuevo test para detectar la presencia de coronavirus en el hospital y el resultado fue positivo. Él ya tuvo COVID-19 y tiene la primera dosis de AstraZeneca. Estamos a la espera del parte médico que será el lunes a mediodía”, explicó la hija del locutor.
Fontana fue inoculado en el mes de marzo, pero en su momento el virus lo afectó como a buena parte de los adultos mayores de nuestro país. Se había infectado en julio del año pasado, junto a otros residentes del hogar en el que vive y lo tuvieron que internar durante un par de semanas. En tanto, en febrero de este año, los pulmones volvieron a fallarle y necesitó una nueva hospitalización en el nosocomio de Palermo a raíz de una neumonía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.