En horas de la madurada, nuevamente la comunidad del jardín de infantes N°902, fue víctima nuevamente de un intento de robo que produjo destrozos.
Los delincuentes arrancaron las rejas de la sala de cambiado y de uno de los baños de los niños. Ante la activación de la alarma de monitoreo, se dieron a la fuga sin lograr robarse nada. Este es el quinto hecho delictivo que sufre el establecimiento preescolar en pocos meses, sin embargosólo la alarma parece ser la tibia defensa que tiene la institución.
Desde el Consejo Escolar indicaron que se están realizando las tareas correspondientes, para reforzar la seguridad en el edificio y evitar que vuelvan a ocurrir estos sucesos.
La institución, ubicada en avenida 75 Nº 3621 ya había sido robada el mes pasado. En aquella oportunidad, los delincuentes se llevaron televisores, computadoras y rompieron todo el material didáctico de los niños.
En detalle, sustrajeron un tv 43 pulgadas, 15 tabletas con las que se les enseña robótica a los nenes, un juego de parlantes grande, herramientas de mano de personas que trabajan en una reforma del jardín. Además, realizaron destrozos en las aulas, y en el patio trasero por donde se presume que se dieron a la fuga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.