El jazz rompe barreras y crea oportunidades para la comprensión mutua y la toleranciaEl jazz eje de la libertad de expresión. El jazz es un símbolo de unidad y pazEl jazz reduce tensiones entre individuos, grupos y comunidadesEl jazz fomenta la igualdad de géneroEl jazz refuerza el papel que juega la juventud en el cambio socialEl jazz promueve la innovación artística, la improvisación, nuevas formas de expresión y la integración de músicas tradicionales en las formas musicales modernasEl jazz estimula el diálogo intercultural y facilita la integración de jóvenes provenientes de medios marginados.En noviembre de 2011, durante la Conferencia General de la UNESCO, la comunidad internacional proclamó el 30 de abril como el Día Internacional del Jazz. Esta jornada tiene como objetivo sensibilizar al público general sobre las virtudes de la música jazz como herramienta educativa y como motor para la paz, la unidad, el diálogo y el refuerzo de la cooperación entre pueblos. Gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, instituciones educativas y ciudadanos particulares ya implicados en la promoción de la música jazz aprovecharán esta oportunidad para fomentar la idea de que no se trata tan sólo de un estilo de música, sino de que el jazz contribuye también a la construcción de sociedades más inclusivas.Este año el Día Internacional del Jazz….Tras el gran éxito cosechado en su primera edición, la UNESCO, en colaboración con el Thelonius Monk Institute of Jazz, organiza el segundo Día Internacional del Jazz el 30 de abril de 2013. Esta jornada está dedicada a promover en la comunidad internacional los valores del jazz como herramienta educativa, como vehículo para la paz, la unidad, el diálogo y para una cooperación reforzada entre los pueblos.Este año 2013 marca también el inicio del Decenio Internacional de los Afrodescendientes, consagrado al tema «reconocimiento, justicia y desarrollo para las personas de ascendencia africana».Estambul (Turquía) es la sede oficial de la edición 2013. Turquía se caracteriza por una tradición secular del jazz. Munir Ertegun, primer embajador turco en Washington en los años 30, abrió las puertas de la sede diplomática a los músicos de jazz afro-americanos más importantes del momento para que en sus estancias pudiesen tocar libremente ya que la sociedad de la época vivía marcada por la segregación racial. Inspirados por este legado, los hijos del embajador, Ahmet y Nesuhi, continuaron la senda iniciada por su padre y crearon el primero sello discográfico de jazz y gospel en Estados Unidos (Atlantic Records, 1947), una compañía que desempeñó un papel fundamental en la difusión del jazz en el mundo. *Foto de la necochense Julieta Eugenio trompetista de jazz actualmente en Nueva York

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.