El Día Mundial del Agua se celebra el 22 de marzo de cada año. Su objetivo es poner el foco de atención sobre la importancia del agua, lo que consigue desde que comenzó a conmemorarse en 1993.
El agua es un elemento esencial en el desarrollo sostenible. Los recursos hídricos y los servicios que prestan juegan un papel fundamental en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental. El agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y el medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.